¿Eres un hombre con ganas de comenzar a promover la igualdad de género?*

Conforme pasan los años es cada vez más común en Perú y otros países de las región, ver hombres (sobre todo menores de 30 años) involucrados en la promoción de la igualdad de género, participando de marchas y protestas contra la violencia hacia las mujeres o a favor de la despenalización del aborto. Lo que implica no solo pensar cómo el patriarcado afecta sus vidas como varones, sino también en relación a sus responsabilidades para enfrentar ese sistema que muchas veces los coloca en una posición de privilegio frente a las mujeres.

                      Colectivo de Varones Antipatriarcales, marcha por el 08 de Marzo, Argentina

                      Colectivo de Varones Antipatriarcales, marcha por el 08 de Marzo, Argentina

Estos hombres se piensan y definen a sí mismos como feministas, pro-feministas, o antipatriarcales. Y desde este lugar de enunciación algunos ejercen un activismo muy vivo incluso al interior del movimiento de mujeres o desde diferentes espacios sociales mixtos.

Así, aunque sus trayectorias e historias son diversas, un elemento común en la mayoría de estos varones ha sido durante mucho tiempo la falta de referentes sociales concretos de varones pro-igualdad. Lo que por mucho tiempo ha generado que los varones con interés de promover la igualdad no sepan muy bien qué hacer desde su lado como varones, más allá del trabajo militante.

Por esto, acá presentamos una lista breve y no definitiva de algunas acciones concretas para varones interesados en comenzar a promover la igualdad de género. Eso sí, no hay que olvidar que esto no debe hacerse con el afán de ser considerado un “buen hombre”,  sino sencillamente porque es lo justo. O sea no se debe hacer nada de lo incluido en esta lista y luego esperar agradecimiento o felicitaciones de parte de las mujeres, de tu pareja, ni de nadie. Es solo asumir parte de tu responsabilidad en la promoción de la igualdad.

  • Cesa ya cualquier ejercicio de violencia hacia tu pareja y las mujeres de tu entrono cercano. Si te has dado cuenta o te han hecho saber que estas ejerciendo violencia contra ella, busca ayuda especializada. La decisión más valiente para un hombre es saber pedir ayuda. Si realmente lo deseas o conoces alguien que quiera parar con la violencia y cambiar, debes saber que sí es posible. Si estás en Perú, puedes llamar gratuitamente a la línea 100 y preguntar dónde acudir en tu localidad.
  • Ten siempre en cuenta que no pegar o no gritar a tu pareja no es suficiente para lograr la igualdad de género. Es necesario que te involucres en cuestionar la violencia de otros varones, actuando cuando veas o escuches a otro varón siendo violento. No “mires para otro lado”, no te “hagas el loco” ni te quedes “con los brazos cruzados”. Actúa. Acércate y pregúntale a la mujer si necesita ayuda. Esto puede darle la oportunidad de que la violencia cese o incluso escapar.
  • Rompe con el silencio de los varones frente a diferentes formas de violencia como el acoso sexual callejero o los comentarios homofóbicos. Cuando escuches a un amigo o familiar varón hacer un comentario de este tipo, ponle el pare. Dile que no estás de acuerdo con su comportamiento por ser negativo y degradante y que no vas a tolerarlo cuando estés presente. Puedes animarlo también a cambiar diciéndole que él puede ser mejor que aquello que acaba de decir. Un ejemplo interesante para comenzar, aunque siempre perfectible, es el siguiente video; elaborado en el contexto de una campaña en Canadá llamada "Hasta Aquí No Más / Draw the Line (marca el límite)":
  • Busca otros varones que, como tú, estén involucrados en la promoción de la igualdad de género. Contar con otros varones para compartir tus experiencias al cuestionar el machismo es fundamental para que el sistema no te gane la batalla. No contar con redes puede terminarte trasmitiendo una sensación de aislamiento que te puede llevar a "tirar la toalla". En Perú existen algunos espacios muy interesantes para el activismo en diferentes regiones como la Red Peruana de Masculinidades en Lima, La Red de Hombres Contra la Violencia de Ica, o el Colectivo de Varones por una Nueva Masculinidad de Piura
  • Promueve modelos positivos de relación y respeto a los derechos de las mujeres para otros varones de la comunidad, especialmente para los más jóvenes. Conversa con ellos sobre los aspectos positivos de tener relaciones cercanas y de respeto con las mujeres y otros varones.
  • Asume tu parte de responsabilidad en el cuidado cotidiano de la casa y los/las hijas/os. Esto es muy bueno para tus hijos porque les permite crecer cerca a una figura paterna positiva y cariñosa, lo que les apoya en el desarrollo de su autoconfianza y seguridad. También es bueno para tu pareja porque le permite contar con más tiempo para su desarrollo personal o simplemente descansar. Y también es bueno para ti como varón porque te permite crecer como persona al establecer relaciones verdaderamente cercanas con tus hijos/as. Que los varones asuman su responsabilidad en el cuidado infantil y doméstico es bueno para todas y todos.
  • Escucha, respeta y apoya las decisiones de tu pareja sobre su cuerpo y su capacidad reproductiva. Es importante que asumas tu responsabilidad en el control de la fecundidad y en la anticoncepción. Si el sexo es de dos, también debe ser el cuidado. La anticoncepción y el cuidado de la salud sexual/reproductiva es también tu responsabilidad.
  • Habla con tus amigas y familiares mujeres sobre sus derechos y la necesidad que sus parejas varones sepan respetarlos. Recuerda que uno de los derechos fundamentales de las mujeres es vivir una vida digna, libre de violencia.
  • Si como varón tienes una posición de poder o jerarquía en tu trabajo, organización o comunidad, aprovéchala para hablar a tus compañeros varones sobre la necesidad de respetar los derechos de las mujeres.
  • Nunca permitas que la violencia intente ser "justificada". Cuando un hombre diga "yo le grito/pego/insulto a mi pareja porque ella... ", intenta que se dé cuenta que está siendo irresponsable con su conducta. Y que está siendo violento y abusivo. Frente a esto siempre debes tratar de dejar claro que la única persona responsable por la violencia es quien la ejerce.
  • Apoya en tu comunidad o tu localidad los esfuerzos de las organizaciones de mujeres y feministas por lograr el acceso real de las mujeres a sus derechos. El feminismo es bueno para las mujeres y también para los varones porque les permite cuestionar un sistema opresivo que como varones también les afecta y empobrece. El feminismo es bueno para los varones también porque les abre la posibilidad de pensarse como seres humanos más libres.
  • No intentes ganar y mucho menos forzar un espacio al interior del feminismo. Aunque tu pertenencia al mismo es algo que puede o no darse en función a cuánto estés presente de manera activa en los espacios de articulación feminista, no debes dejar de tener en cuenta que el lugar de los hombres interesados en la igualdad de género no es el liderazgo al interior del movimiento feminista. Si no más bien la atención debería estar en buscar permanentemente el llevar las diferentes agendas feministas (como la despenalización del aborto, o la lucha  frente a la violencia contra las mujeres, etc.) a diferentes espacios tradicionalmente distantes al movimiento. Por ejemplo promoviendo la igualdad de género en los sindicatos o impulsando la prevención de la violencia en los clubes deportivos barriales dedicados al fútbol. 

 

-------------------------------------------------------------------

 

*NOTA: Una versión ligeramente más breve de este texto, elaborado por nuestro director, apareció originalmente en Junio de 2014 en el Boletín Infofamilias de la Dirección General de la Familia y Comunidad del Ministerio de la Mujer y Poblaciones Vulnerables. El texto completo de dicho boletín ACÁ.